Venus es por su estado de pureza y de sencilla admiración por lo natural. Carnívora por lo agresivo de su mirada y su forma de pensar libre y relajada. Esa combinación forma no solo una persona como musa, sino una leyenda, unas pautas de vida,  una bandera de uso obligatorio cada vez que se presente la palabra imposible o sentir que abrazas los pensamientos de tu cabeza.

Está bien visto querer lo mismo que todos incluso querer solo lo opuesto, blanco o negro, el bien o el mal, formar parte o no, pero esta bandera impone querer lo mismo y lo opuesto a la vez visto por ojos de aquellos que saben mirar.

Mira a Venus y dime qué ves, dime si ves lo mismo que ella, dime si ves deseo de amar lo necesario y de odiar lo justo, dime si ves a Venus con su bandera de pensamientos, mírala y dime si ves naturaleza en medio de la nada y abrazos a ideales que quieren ser visibles.

Mírala.

 

TAGS:

PREVIOUS POST
NEXT POST

Add Comment

TYPE AND HIT ENTER