¿Qué pasaría si nos dejamos de estereotipos y decidimos casarnos en una nave industrial? ¿Qué pasaría si no elegimos una paleta de color y todo es neutro? ¿Qué pasaría si en vez de contratar un catering que nos sirva la comida hacemos buffet de nuestros platos favoritos? ¿Qué pasaría si dejamos que los momentos de felicidad sea más importantes encontrarlos que forzarlos?

Si respondemos a todas esas preguntas nos encontramos con la boda de David y Jenna, quienes escapan de todos los convencionalismos para hacer su gran día a su manera pero con una cosa bien clara: disfrutar el uno del otro y trascender esa energía a los demás.

Tenían el lugar ideal para hacerlo, una nave industrial a la que dieron esa personalidad propia sin paleta de color, mínimal, limpio y moderno, prestando atención a letreros en blanco con texto en negro.

Uno de los elementos que más presentes estuvo fue el telón de fondo de la ceremonia. Ellos mismos pintaron un lienzo que enmarcaron esos minutos de emoción a flor de piel, y que luego utilizaron como fotomatón.

Estar convencido de que los momentos de felicidad surgen cuando el amor se trasmite es más importante que otras muchas cosas. Esta ha sido una de las causas por las que Venus está de acuerdo con esta pareja y es que ni si quiera pueden decidir un momento especial ya que estaban tan involucrados y enamorados de cada detalle tanto físico como emocional, que les resulta difícil elegir uno solo. El estar rodeado por familiares y amigos y ser conscientes del sentido de comunidad y ánimo alegre, es la experiencia más enérgica e increíble de sus vidas y así lo compartimos.

 

Fotógrafa: Marisa Albrecht

Localización: Red Space Events

Wedding Planner: Auburn and Ivory

Floristería: Ever Green Flower

Vestido de Novia: B Loved Bridal

Traje de Novio: Pur Suit Yourself

Complementos del Novio: The Tie Bar

Videógrafo: Alex Tan

Catering: Barrio Tacos

Dj: Columbus Event Dj

 

TAGS:

PREVIOUS POST
NEXT POST

Add Comment

TYPE AND HIT ENTER